369.- NOTRE DAME de París


Cuando es tibio alivio a mi ejercicio 

la luz que encandila esos vitrales
en prima voz del rosetón, comparo.

Parpadea un cirio en el mismo rincón de Napoleón. Así  respiro.
Y enumero:

- la pétrea flora en su erosión,
- la saliva de oraciones, 

- coronaciones y bautizos,
- y el cortejo de los fúnebres. 

Demasiados desfiles
después de cada guerra, muerte y de las velas

Todo el aire Notre Dame
se llama Mnemosine,
la llama es un sermón
la chispa, la estrella que no fui.
Y no te miento Cristo
así respiro el azote con mis larvas.

Nada había de real y estaba dios también
Necesaria a su existencia era oler a incienso,
a homenajes y perdones, a flor de piel e hipocresía
En sus asientos de madera 

estaba el carpintero medieval con sus olores
los labios de Esmeralda y el terco jorobado

Y la ceguera de un mendigo en la pila bautismal 
con su víspera y miseria.
Pero en la tierra 
un vuelo en pleno cielo pedía el arquitecto.

También cayó la nieve sobre gárgolas y cuervos
Adentro todo era un ala de mariposa sin escamas
cavidad tajante y soberana
con relámpagos y nidos espantosos.

Y almohada de los muertos.

Nuestra dama tutelaba con sus cofres
las tres piedras preciosas
Arquitectura, Armas y Palabra.


Justo cuando el mejor rogante abandonaba para siempre su comarca
la escuché bendecir el exterminio
y escupir misericordia por los diezmos.
Como toda casa del señor

la madre gótica de adioses y bautizos te vacia hasta los rezos.

Pero mi infancia
trinchera subterránea en lo profundo del cimiento
vio cosas terribles,
nacimiento y destrucción
más inmensos
 que la Historia Universal.

La Notre Dame será una madre
pero yo no soy el hijo, pues parido fui
en catedral glaciar
y monumental momento de la nieve inmaculada.

Mi bautisterio de los rezos
es un signo de agua 

una marca de rocío que inunda los silencios
y aplaca la perpetua sed de los perdones.


Con todo 
el frío,  mi catedral es más pomposa 
que los coros celestiales deste verso
No hay misterio en su silencio
ni rogativas en diluvio

Y son dos sus piedras,
escarcha y nieve.


Con todo eso

no estaba solo 
y creí.
Te lo digo:

canta el frío 
mejor que tu órgano de tubos y pitazos.

París con su gris reputación 
- me dijo la serpiente -
preguntará qué casa buscas
si aquí tienes tu centímetro vital, 
el punto cero.
La clave será la caminata de tu sangre
por el pasillo extenso de tu propio laberinto.
Que te sea suficiente. 

Ese fue su vaticinio.


En nada te pareces a mi catedral 
allá en mi océano de gélidos torrentes
El manatial con otro dios que me propones 
no me pertenece.

Y aquí me tienes Pobre Dama,
donde acontece mi última palabra al verte abierta

pariendo como siempre nuevos santos y beatos,
miserias y traiciones.





368.- HUEVOS REVUELTOS



Cuando Simone se desnuda 
y frente a la luz del espejo
de su tibia barriga sin alas
del peinado de nalgas que rompe
separa el resto viscoso de un sol de gallina,
creyendo que era un texto de semen,

a  Sartre le tira una bala:

- ¿Qué fue primero querido;
la mujer o lo que deviene en hombre?

(Al batir sus huevos revueltos) 

AUTOR



Cuando escribo en el agua
lo que tengo en el alma
el torrente huele a gentío
a fila de trenes su trazo 
a funerales divinos sus deudos
a cremaciones de pueblos 
a golondrina y bandera de furia y de pío.

Líquido y mudo yo mismo me escribo.

Por la alquimia de brisas
yo escribo de lado, de frente y de tedio
con miedo, con letras y curvas de vidrio.
Con puño barroco y nervios de azar
yo mismo me escribo.

En mi nave, la náusea del ruido se mueve
supongo 
en continente auditivo,
al vaivén de la tierra sin dioses, entonces
que no se culpe al autor
en genuina defensa, señores;
yo mismo me escribo.

DEJAR PASAR



Cuando yo te amaba
pedí campanas
que sólo para mí tañían.

Y la lluvia
Ah! La lluvia
ni siquiera me mojaba

Ni la curva ardiente de tus lágrimas
pensando en lo infinito de un milímetro
quemaba.

1. REMEDO







Remedo a los inconclusos y a los breves
remedo mi pasado
y calco
sin pecado sobre los viejos recorridos
junto a mis padres y sus jardines
en el contorno de la prosa
abismo abajo;
siempre viajo con todos...

2. NOMEN













Cuando Pablo; San Pablo el que inventó la iglesia,
Diego, de Almagro que tropezó con Chile,
José, Miguel Carrera que lo asesinaron,
Juan, Sin Tierra pero con Carta Magna,
Nepomuceno, o Nabucodonosor
Crispín, el aventurero,
Trinidad, Tobago
Ruiz, Díaz de Vivar
Blanco, o negro,
Picasso que en Chile sería un suceso,
decidió llamarse Pablo Picasso;
denominó sin temores
su propia huella
y la huella misma desconocía esa pisada,
perfecta y limpia,
anónima
para nacer de nuevo
con nombre propio
y apellido.

3. DIBUJO





Cuando Picasso dibujó a mano alzada,
ante mis ojos,
un círculo perfecto,
diseminé los dibujos onanistas del Liceo
en la universidad de las orgías
para girar el curso de mis vientos.

4. PASIÓN




Cuando Hitler usó calzones de lana sin bragueta
al igual que el niño en Punta Arenas.
Padecían ambos igual frío
la pasión por los juegos infantiles,
procesiones o desfiles
uniformes y deformes.

5. BOMBA













Las bombas explotan alrededor de los suicidas.
Ellos esparcen la sangre
sobre el rostro de los vivos
o cianuro cual banderas de vergüenza.

6. MEIN KAFF










Cuando son cremados los cuerpos
y sólo permanecen sus muelas de oro
en las bodegas del victorioso,
persiste como bandera en la bodega del humo:
Mi lucha.

7. AUTOPSIA













Cuando entre esos dientes de oro
atraviesa un viento clerical
agitando inmensas olas;
me parecen arrogantes
los que en ese viento se cobijan,
exterminados los hermosos
y osados los que navegan en sus gritos.
Serán lanzados,
desorbitados,
a la gran bandera desgarrada
de sus voces y sus actos
adorados, despreciados

8- PROCREACIÓN



Cuando el germánico Lutero,
antipapista, anticlerical, antídoto de la curia
anticristo y antisemita se acopla con su monja
y devienen en calvinistas y anglicanos
adventistas, sabatistas, y bautistas,
canutos, metodistas, puritanos,
cuáqueros, menonitas, moravitas
pentecostales y arribistas
fundamentalistas o mormones
anabaptistas, cabezones
pentecostales y morales
presbiterianos y marcianos
y todos son discípulos del Cristo.

Moraleja:
Antes de compartir el pan
hay que saber compartimentar.

Podría seguir pariendo inconteniblemente
como matrona ungida y criminal
mi ángel exterminador
al acecho de los ingenuos creyentes.

Podría seguir pariendo horrores
sobre los símbolos,
sobre las catedrales deformes del viejo Satanás
cuando veo morir al hombre
y la arboladura palpitante de sus devociones.

Pero me contiene el miedo
y que me reconozcan los hermanos
y plurales
entre tanto victorioso sin contaminarse.

9, RESUMEN




Cuando el Pitecántropo  hizo fuego,
el Homo Habilis hizo humo con el homo,
el faber con el sapiens , el sapiens con el demens
el demens con el loquens, y así sucesivamente
hasta que el Robot Sapiens perdure
tenebrosamente ajeno más allá de toda huella humana.
Ahí te quiero ver historiador.

10. BÁCULO




Cuando Salomón gobierna con el verso,
para el verso y por el verso.
La demagogia es la que vale
en el crédulo oidor revolucionario,
compañeros.
Nadie tendrán piedad con los profetas.
demostrado está en el báculo
de Moisés y su  hechicero.

11 ASUNCION











Cuando Encarnación se aparece cual Macondo
y sus monumentos parecían monos de otro cosmos
y los tábanos frente a mis ojos me miraban intrigados;
y estaban ausentes aquellas mariposas
y los fantasmas no eran familiares
eran otros
y desconocidos los ausentes desa patria
con tantos señores mariscales
y brutales batallones.

12 PAMPA IRIGOIN


Cuando en Pampa Irigoin
los sin casa son baleados,
gasificados y quemados,
en Ranquil los sin tierra, fusilados,
por feroces guardianes de los campos
numerosos y baratos,
masacrados en San Gregorio
entre puras bendiciones
y algún que otro soldado pacificando Araucanía
en Lago Buenos Aires tiroteados
exterminados los peones vagabundos por los carros de Portales
cercados en La Coruña a paletadas
y en el Seguro Obrero sesenta escalonados
y en Santa María acorralados más dos mil. Vi ese rostro.
Todos son el mapa de la sangre en que se pierde
el 11 de septiembre desde Chile
y devienen los años de septiembre
con peletería, hecatombes y curtiembres
y chorrean las pieles ya carneadas,
en la hostia y el sagrario del castrense.

13 LO DE SIEMPRE

Cuando el discurso
de gusanos carcamales
se lo lleva la corriente
y el enjambre de fusiles
de presuntos generales
pierde el rumbo
y a su paso, paso a paso
se aniquila
en el norte a peñascazos
y en el sur con los chubascos;
en el mar con la marea
y en el cielo con las nubes
esparciendo siempre vivas
y en la nieve copo a copo.
propalando gamonales.

14 SIN EXPLICACIONES














Compadre,
la muerte está abusando
de mi mujer compañera.
Contribuyentes y durmientes
palos gruesos y pitucos
le hicieron perder los dientes
a todos los inocentes.
Carroñeros rompe filas
ley de fuga paredones
son milicos maricones.
Compadre,
para eso está la rima
por idénticas razones.
Son mudos los cantores
al ver tanto pellejo
colgando en los crespones.
Escribir más llorando
sobre los platos rotos
son muchos moretones.
Compadre.
paremos el alboroto
Vamos todos vomitando
sin más explicaciones.

15 LA GENTE FINA














Cuando la masa es la manada,
el ganado, el piño, la bandada
y hacia ella se dispara.
Porque se olvida lo que fue comprar
el pan con la libreta,
lavar ajeno y cocinar con parafina;
pues aquellos que lo hacen,
no son la gente fina.
Y el responsable de ese drama
es la turba
que perturba,
y que no tiene el sentido de la vida,
el cual es, por supuesto,
el de la gente fina.

16 CULPABLES













Cuando dios castigue a sus creyentes
aduladores y perversos
que han permitido el dolor
de tanta gente
castigará a sus ineptos
altaneros y conversos
y a su obediente recadero.

17 CONSECUENTE
















Cuando el 9 de marzo del 69
yo era de cerebral izquierda
usando la musculatura diestra
con mejor certeza.
y era de rojo orgullo mi abolengo
y amarilla mi conciencia.
Cuando el 11 de septiembre
olvidé la férrea conciencia unitaria
y se trasformó en el sálvese quien pueda.

18 IDEOSOS












.
Cuando O’Higgins ahuecó los troncos
del Ejército Libertador de los árboles,
el bombín de mi bicicleta
se llenó de pólvora cruzando en llamas
el Río de Las Minas.
¡Es que soñábamos en descubrir la pólvora!
Bernardo y yo

ajenos a la matemática parábola
pero atentos a su condición de ensueño.

.

19 ALLÍ, ALLÍ















Cuando en Punta de Tralca
lamento las gaviotas
que flotan cabelleras de mis hombros
y torna el viento en delirantes ráfagas cincelando
aquel rostro de abiertas alas.
Hay un goce junto a las olas
que me deshace y pule
pues pretendo a ese vuelo
hermanar ésta, mi ceniza.

20 LOS CONVERSOS



Cuando Klee dijo; soy Dios
y Malreaux con su gato bajo el brazo
con su traje de piloto
se arrodilló al morir.

El reino del señor rebasa de llorosos y conversos.

21 ADVERTIDO













Cuando André Malraux afirma
la tragedia es la política;
te advierto que ni los ángeles custodios
de cualquier iluminado
mediarán ante la soberbia de los ciegos.

22 EL PEBRE


Cuando en la Plaza San Marcos
las palomas tiene el piso hecho pebre
según el pantalón de Robinson Monsalve'
y arrullan las pisadas Proust
el callo Borges, el juanete Manns, la gota Dickens
y el calzado roto Marco Polo canturrea
persiguiendo un verso de Petrarca
parecido a un aleteo polvoroso
para confirmar que es la jaula de las aguas
quien huye de su pájaro marino
y el ojo de su lágrima nostálgica.

Reconozco en su discurso a lo Monsalve mismo
que el pebre es aroma de los manteles familiares
de los duraznos secos en el patio de su casa
y los higos hijos de febrero rubio sentados a la sombra del nogal
y se sostienen negros
en el palomar  a los horarios de la siesta provinciana
y no en la plaza vieja de San Marcos de Venecia.

23 LACOSTE










Cuando la Torre Eiffel está llena de remaches.
la de Pisa con alambres.
la de Londres con candados
Nanking, con porcelana
y la imaginaria Torre de Babel
con todas tus escalas afirmadas por cadáveres
y zancadilla a contrahuellas y peldaños sueltos
que alcanzan hasta la azotea de tu rotundo triunfo
¿Quién se detuvo a enumerar tus muertos de la calle?
¿El honor espurio de tu padre
o los dominicales rezos de tu madre?

24 VISIONES













Cuando el hombre erguido es una torre
para ver mas allá del horizonte
y solo veo occipitales
cráneos ciegos
y funestos descarnados.

25 HUMEDADES

Cuando la más altiva torre
será vencida por la tenue lluvia.
La llovizna
un terciopelo que confundías con neblina.

26 DIVINA COMEDIA


Cuando me niego a permanecer como animal de fondo
porque mi rostro es también el de las aves del cielo
y porque el fondo es el infierno cotidiano
donde Virgilio y Dante transitaron extraviados
cargando muchos muertos.

Ahora soy acróbata del vuelo
hijo de los cielos y leve pensamiento de tu ascenso
cuando niego.

27 ESTAR


Cuando elijo mi morada en las alturas
y mi gesto son las nubes
Y las nubes mi abandono
pues vivo vida que no es mía
y muero muerte ajena que está viva.

28 ARRIBA


Cuando me dicen que predico
desde mi Torre de Cristal
y el trazo de los volantines,
es la torre de mis sueños
piloto de la flecha sola que navego
donde escucho voces hondas de mis muertos
compañeros.

29 INCOMPETENCIA














Cuando la torre de mis sueños
toca las estrellas
y sus artefactos son el dulce abrazo del hermano
o ese beso sin deseos de la amada.
Cuando todo eso ocurre
me declaro incompetente en los vuelos del amargo
en el ruido de sus labios
y la estridencia.
.

30 A VUELO DE PÁJARO


Cuando la nieve es eterna en la montaña
mi sudor es lo etéreo en la mañana
y en los pliegues de mi mano.

Y no sé por qué yo las comparo:
la montaña,
con mi mano.

Cuando voy sobrevolando
son de igual tamaño,
las montañas
y la arruga de mi mano.

Las montañas están naranjas por la tarde
y en mis alas una a una numerando
Y en mi mano esta arruga
tan desnuda.

31 ERA el ROCÍO






















Cuando me vence el aguacero perverso,
y en la neblina de la tarde
vienen caminando mis posibles traicionadas,
apelo a la nubada sumergido en mis fantasmas
al final de la vaguada,
en cuyas gotas buscarán los picaflores empapados
y cómplices poetas
los cien mejores poemas de Chile
seleccionadas por Alone o por Valente.
¿Adivinarás qué poema te humedece
mejor que toda lluvia?

32 MENOS MAL












Cuando Gustavo Adolfo Becker
con su barba de espolón asoma
y a mis doce años
enjugué mi llanto
y la frase en mis labios expiró:
¡Que bueno que callé!

33 REDOLÉS
















Cuando por una mirada un mundo
Por una caricia un cielo
Por un polvito
Ah! - Vos no sabés
lo que daría por un polvito
Mauricio Redolés.

34 HEDDY NAVARRO














Cuando Heddy Navarro
sigue pariendo hombres para el mundo
a pesar de la bomba de neutrones
y de las verdades absolutas”.
ella es la que cumple
oficios de su sexo
la monja momia
la difunta vulva
la madre superior
la amante principal
la hermana protector
la trompa de Falopio
la caja de Pandora
la virgen que ascendió a los coitos
la diosa que desata perversiones
y su bomba de neutrones
que pare y multiplica la matrona
cuando quiere
a pesar de lo que engendra
y me hace responsable
la maldita
monstrua frutita
abuela nociva de occisas aves
miriñaque latente de nada
diminutiva sirena de púas
contorsión de mi pez
perfume de concha y de lava
vomitona clara miel de mis huevas
tirándose a mi blanco oeste de mi cordillera nevada
torciendo sus brazos sobre la conyugal mesa
yo tu negro yugular
sin conocerte en mi memoria varicosa
también maldito y en cuclillas te acuchillo. Me acuchillas.

35 FLORCITA MOTUDA












Cuando lo mejor está por llegar
concedo este acierto de ternura frágil
y concluyo agazapado,
porque nada me ha costado
la espera de corduras
y tontas profecías

36 PIRAMIDAL




































Cuando las pirámides de Egipto
reflejan el universo del cielo sobre El Nilo
ni las pirámides de Yucatán
logran levantar el vuelo de la sangre
Cuando las pirámides de los pieles rojas
son los senderos del espanto
ni las pirámides chinas
guardan fingidos lagos de la bóveda celeste
en los cuales se reflejan confundidos
mis pies desnudos con su rastro.
que eran mi sendero, mi detente
simulacro de los pasos,
estela y oleaje caminando
frágilmente.

37 PIRAMIDE



Cuando las pirámides son poliedros,
aderezos de la arena,
atavíos del misterio
y guarniciones lúgubres de las viejas devociones
comidas por larvas de los muertos compañeros
hacia las cuales apuntan mis recuerdos
todavía palpitantes.

38 CON NOMBRE Y APELLIDO













Cuando mis muertos compañeros
son el amante pervertido y su marido
El místico político con su traje a raya, su corbata
El usurero hambriento con sus dedos curvos
El codicioso porno con su baba
El cura sonriente con el cebo
El sucio misionero con sus pulgas
El sidoso casto con su esposa
El atribulado funcionario con su viático
El exitoso marinero con su robo
El pedagogo pretencioso sin monedas
El monje travestista con su paranoia y con su novia
El camionero millonario con su hermana
El carnicero de la esquina con la inquina
El cartero con las suelas y con mi esquela
El primo culposo con su idioma y con secuelas
El enfermo tan distante con su ira
El peluquero rebosante con sus pelos y tijeras
El maestro arrogante y la cautiva envidia
El corrupto con su rezo en la bajada
El jefe petulante y lame culos para arriba
El dentista que se peina para atrás
y el juez insoportable con su embudo
que me apunta con su dedo.
Todos ellos tienen nombre y apellido.
Por supuesto; son amigos míos.
Con todos ellos haría la nueva inquisición
serían mis templarios
futuros banqueros, mercaderes intocables
y serían los peores monjes
de la intolerancia.
Más bien monaguillos de chingana.
Cuchipanderos curagüillas o loros calleuques
chambreando su pichanga mis huachacas tirillentos.
A lo más guevones inamibles
¿Querís que te diga una cosa?
¡Odio la poesía!
La que ojean; la que escribes.