196.- EL ACOMODADOR













El fanal apunta indecoroso a las manos que se enlazan
y penetra las butacas que se ocultan en la sala
Mas las jóvenes con su ardiente número de piernas
y sus bocas que humedecen, no menean partidura.
Sólo fantasean con el foco;
¡ Asesinar la luz eréctil con un soplo !

198 GOTEANDO ALLÍ, EN LO OSCURO


Cuando la verdad se diga
diré que  te vi  a la salida de aquel cine
parecida a la Montiel o la Minelli.
Tan parecida a las viejas ilusiones y mentiras
no me quedó otra que seguirte.

Yo;
ni un seductor Mañara ni un Bradomín
apenas un Charlton Heston
de pectorales anchos manifiestos.


perfecta
irrepetible

Nos
miramos ceñidos y carentes
bajo dos paraguas negros 
presurosos y goteando, combatientes.

Y éramos los dos
mucho más que suficientes.©

199 DICTADOR













Cuando me dicen que tengo problemas de identidad
me dicen que soy malo 
pa recordar los nombres
les recuerdo que los tengo plenamente identificados
no se mueve ni una sola hoja sin que yo lo sepa.
Tengo completa calma en el país.

200 WENDY


Cuando Peter Pan clavó mi sombra en Punta Arenas
y sólo yo lo sé.

201 GRADUADO DEL LICEO





Cuando La Nena
magnífica y alcohólica perfecta
me seducía con sus ojos entornados
yo era torpe.
Un sudoroso no Graduado del Liceo
y ella mucho más
hermosa que la Bancroft

Pero a mí me apetecía su hijastra sin calzones.
Y a la hijastra, aquel motociclista.
y al motociclista, aquel abanderado

Ah! 
El amor y sus deseos
Nunca serán los acertados.

202.- TUMBAS ABANDONADAS


Cuando desde el atrio del templo
veo tumbas abandonadas por parientes
y hoy cubierta por parrones.
Ellas son lágrimas dispersas en olvidados bodegones
para las cuales jamás alcanzará el dinero
de la limosna de una misa.

203 LAS AGUAS DEL DILUVIO Y EL DESIERTO DE LA SED



Cuando veo caer las aguas del Eufrates y el Tigris
sé que allí estuvo el Edén.
Sé que pertenezco a la multitud
cuando veo resbalar las aguas del Indo

Cuando veo descender las aguas del Ganges
sé que allí fui bautizado
Y sé que fui salvado
cuando veo bajar las aguas del Nilo

Cuando veo desfilar las aguas del Támesis
sé que ruedan las cabezas de los vivos
Y sé que el trabajo martiriza
cuando veo correr las aguas del Volga

Cuando veo pasar las aguas del Danubio
sé que el azul sólo pertenece al cielo
sé que es mentira la leyenda del anillo
cuando fluyen las aguas del Rhin

Cuando se deslizan las aguas del Paraná,
sé que son de verdad
y cuando veo desplomarse las cataratas de Iguazú,
sé que ellas no me mienten.

Cuando se rompen las aguas del Amazonas
sé de la urgencia de la creación
y  pregunto si el cielo de esas aguas
ha traído nubes,
que también son aguas del Tajo y Duero,
del Arno y del  Río de las Minas, 
el más grande de mi vida
que es el bello río en que viajan los navíos de mi infancia
hacia patrias nuevas donde embisten los océanos mayores,
y la marea me responde:

¿Y si tus ojos son tan grandes y oscuros
como el lago de Ypacaraí
con su mirada hacia los cielos chorreando?
¿Y si el musgo húmedo te crece como en la catedral de Caacupé?
Viajarás en el ciclo del agua por la eternidad. Lo sé.
¿Y si es mentira que todo te nace de la lluvia?
¿Y si te secas como las momias de Guanajuato?
¿Y si la arena calcinada y seca del Chaco es tu rostro?
¿Y si los áridos caminos del Desierto de Atacama
llenos de aire escaso, piedras y peñascos
por los que algún día se deslizaron humedades
son definitivos, sin retorno?
¿Y si lo que subsiste después de todo es la sed,
la huella sin agua
del húmedo y fetal que alguna vez fuiste? Tú
no podrás creer en dios
si sólo estás de pie frente al alma mal vestida de tu madre
sollozando polvo estéril;
porque sobrevives a todos sus abortos.

204.- PREDICCIONES DE BANDIDOS Y POLÍTICOS

Cuando Matecocido y Bairoletto
asaltando en el Chaco Paraguayo
no son Butch Cassidy ni Sundance Kid
asaltando en el Chaco Boliviano.

Eloy no es el Llanero Solitario
es un asesino solitario.

Falcato no es el Robín Hood
es un perverso que busca su botín.

Joaquín Murieta no es El Zorro
es un sudaca mal oliente y apestoso.

Los Pincheira hoy en día,
habrían sido de la DINA como el Romo.

Cartouche y Mandrín serían hoy
un juez y un senador.

Ninguno de ellos es anarquista
sólo son ladrones, bandoleros,
pícaros algunos, a lo más aventureros.

Tal como lo predijo mi maestro
don Francisco de Quevedo.

205

Cuando el llanero venezolano
el gaucho argentino
el guaso chileno
el ovejero de mi tierra,
que Grimaldi me recuerda,
no son el charro ni el cow boy de las praderas
y ninguno está para epopeyas.
Son peones explotados por patriotas bien nacidos
o alimentados por mecenas.

206


Cuando la Guerra de Troya entre micénicos y troyanos,
fue por un burdel entre empresarios
la Guerra del Pacífico por las inglesas salitreras
la Guerra del Chaco por las inglesas petroleras
la Independencia de Chile se gestó
por el desequilibrio de la balanza comercial
Cuando el comercio
es más importante que el himno nacional
el dólar
es más importante que tu hermano
el sistema financiero
es más importante que el sistema de salud
la banca es más importante que tu cama
Pagaremos con igual moneda
aquel americano que todos queremos
solidario por entuertos y por lo ajeno.

207.- CÚIDATE

Cuando Lautaro Alonso
come el corazón de Pedro de Valdivia.
Sé, latifundista,
que los peones podrán comerte el alma.
Que bajo el poncho
siempre habrá un filo apretado entre los dedos;
Que no confiaría ni del zumbido de un moscardón
si estuviere tendido en el pasto
contemplando al mediodía
como crecen los manzanos.
Que no se te olvide.
Yo que tú
me cuidaría.

208


Cuando Whitman no sabe si es prosa o poesía
el canto que le brota
pero sabe a ciencia cierta que no tendrá derrota.

209


Cuando Brueghel el aterciopelado,
pintaba cuadros en común con Rubens
¿quién dijo que no podrían jugar juntos
Maradona con Pelé?
¿O el Papa y Pinochet

210

















Cuando Brueghel el viejo,
se emborrachó con El Bosco
¿quién dijo que no pasó lo mismo
entre Allende y Pinochet?

211


















Cuando El Bosco confiesa con ironía mística
todo el 400.
Cristo a los 12 con apóstoles
Prat los 21 con coraje
Pinochet los 70 con terror
y los 80 con el hambre y con raptores
Ali Baba a los 40 con ladrones
Jack Kerouac a otros 40 con su rollo
Euclides a los 13 con sus Elementos
Osama a los 11 con demoledores
Los jinetes del Apocalipsis a los 4 con sus sellos.
José Agustín y Fernando a los 50 con sus años.

212










Cuando supe que Leonardo le quitó el saludo al Bosco.
Yo le quité el saludo a la bandera
con expresión muy triste
crucé las abiertas alamedas
sólo por aplausos de familia
muy compuesto.

213






Cuando pregunté a mi diosa:
¿Tú no estabas muerta?

Me respondió:
- ¿Morí? Es raro; porque no me olvido de ti.

Estás muerta, le insistí.
- Pero poeta,  no me olvido de ti.

Lo siento mi diosa, has muerto en mis brazos.
- Poeta; las diosas mueren eternas, mueren hermosas
y los poetas mueren soñando, mueren viviendo.

Mi diosa perfecta;
ayer
ya estabas más muerta.

214

Cuando Mahoma el epiléptico
cobró revancha contra La Meca
contra las torres contra los trenes
contra el avión contra todo móvil débil
en realidad era oportuno.

215









Cuando Blake el visionario, profetizó tiempos de ira,
de misterio y de mal
en realidad se refería a comentarios de pasillo.
de la Revolución Francesa

216

Cuando Rabelais escribe sus libros surrealistas
Rousseau comprende un siglo después
que a través de Gargantúa y Pantagruel
se está hablando de voraces consumistas.

217

Cuando Van Gohg dejó su mano en la llama de la vela
por un sí,
yo dejo un ojo de la cara
¿y si él pudo; por qué yo no?

218.- DE MAESTROS Y PUPIILOS

Cuando Alejandro Dumas contrata escritores operarios
y Rembrandt vende como propios
los trabajos del alumno
como Salvador Dalí,
no estoy tan seguro de cuanto se les debe
a los sin nombre, a los pupilos
a los menores,
y a los mínimos respecto de los menores
y a los mayores
respecto de los maestros.

219

Weiße Nächte : photo Luchino Visconti, Marcello Mastroianni, Maria Schell

Cuando Alfonso Daudet con su Arlesiana
inspira a George Bizet.
Bizet rescata el corazón de la Arlesiana
y plagia en Carmen, a Daudet.

Cuando La Arlesiana
es Manon Lescaut
Carmen
Grushengka
esa fruta huera que dice que nos ama
pero se va con otro
en la mañana carnicera.

Es la maldita Salomé de Nitzsche otra vez.


220.- ESTE ES EL POEMA DE UN BOLERO































Cuando el Bolero de Ravel
suena igual al bolero de Raquel
homenaje de Cantinflas a Ravel

221.- PARICIÓN














Cuando Alejo Carpentier,
del ataúd regresa al vientre de la madre
mi desamparo es inconsolable y luminoso
como todo mal parido.

222










Jorge Isaac, el de María, cónsul en Chile







José Mármol, el de Amelia, exiliado a Montevideo












Cirilo Villaverde, el de Cecilia, diseñador de la bandera de Cuba,








Ignacio Altamirano, el de Clemencia, consul en Barcelona y Paris











Alberto Blest Gana, el de Martín Rivas, confinado en París
para estudiar Ingeniería militar.
Son todos ellos
padres de la patria América y romántica.
Pero de la América pretenciosa, petulante y arribista
Por favor; miren esa fotos.

223

Cuando quien sabe lo que sería de la Uniones Europeas
sin mi cochayuyo trasplantado
sin mis papas o el café y de sus guerras.
No habría capuchino ni puré
sin el maíz, sin el tabaco a sabiendas, yo que sé.
Sin hambrientos soñadores que producen estas tierras
Sandías, zopilotes, aguacates y tomate.
¿Qué sería de las uniones europeas sin sus garras?
¿Qué sería de nuestras guerras fratricidas,
sin opiniones europeas valederas
conjeturas europeas o asambleas?
¿Qué sería del regente sin el chocolate,
sin su navegante, erudito o carnicero?
Sonrientes, indulgentes; me preguntan:
¿Cuando estás vestido que se siente?
Me lo preguntan europeos ordinarios,
cesantes e influyentes con ponzoña
que nada saben de mis calles, ni mi raza
y adoran mi higiene deslumbrante
mi desplante y mi acento.
Se burlan de mi ocarina y mi zampoña
y no comprenden ni mi sed discreta
que nada dice gentilmente mi mordaza
de sacristanes, panderetas y congresos
de su mármol de Carrara
de viruelas ,sacramentos, ni su peste.
Y yo les digo que en mi tierra me dicen coño
que aprendí su idioma
y mis abuelos sabían tocar la gaita y la Hönner
y hacían el servicio militar a la prusiana
Sin ir más allá
mi abuelo fundó la bomba Francia
Mi bisabuela hacia muy buenos küchen
a pesar de ligar con el navarro aquel
de vino tinto en bota
y su boina Elosegui de Tolosa.
Mi prima la italiana
no sabe más que hablar del brocato de la nona
del tucco y del galán Manfredi. Y hace muy malos ñoquis.
Mi prima yugoeslava
se irrita cuando le decimos austríaca.
(ahora sé que siempre fue croata)
Volvió a Belgrado
donde supo que su bisabuelo era padre de la patria
a pesar de que sus hijos nacen con la marca de los hunos.
No se queda ni se va pero dice que regresa.
Sin embargo los europeos que no sacan la nariz
me preguntan muy corteses:
¿Qué se siente andar vestido?
¿Por qué te bañas tan seguido?
Sobre todo los franceses
Y yo les digo:
A ver si se me quita la hediondez
porque en mi casa somos todos europeos.

224












Cuando el cuando no expresa la huella
ni el principio del camino
y está el horror de la página en blanco
que tanto confundió a Césare Pavese.
¡Ay!, ¡Cuándo mi vida, cuándo!

225

Cuando el cuando, que es un baile,
empieza como minué y termina con zapateo:

cuandó - - - cuandó
cuándo mi vida cuándo.
(Zapateo)

Lectura entre ustedes dos,
Secreto verso
Y lo que calla el texto.

226










Cuando de cuando en cuando, el cuando
va desde el cuando y hasta cuando
Cuando el cuando podría ser ahora,
el dónde, el desde y cuándo
hasta odiar mi propia obra
por lo cual suplico al lector lo que le inflijo:
piense en un diverso texto
pero con la misma indignación.

227.- LA CHICA DE LA FACULTAD
















Cuando la conocí a ella,
tenía un bucle en el pelo
que más parecía un moño de vieja
y un poncho que estaba de moda
entre los insurgentes esos
y una blusa de cuello redondo
acorde a su bolso de lana de oveja
No era mi tipo; era de Trosky
Tenía los pechos grandes
y a mi me gustaban pequeños
como la mujer de los Beatles
y deportivas rubias, como la de Hitler








Cuando la conocí
yo ya tenía mi ángel porteño
con los senos justos,
de tamaños correctos.









Por alguna razón coincidimos
en el mismo pupitre de la universidad;
tracé mis líneas y ella las paralelas,
los dibujos de ella eran buenos,
pero los míos eran mejores
y dando razón a su práctica:
“me sirve; no me sirve”
me invitó al domicilio.






A su casa yo sólo alcanzaba con paracaida
donde me amaba y movían sus colas
un loro sin plumas y su perra mestiza
pero aquella vez entré con perfume cabrío,
con flores, con todo
pero  no tenía ni uno.
Su sonrisa  fue tan persistente
que dejé de sufrir de melancolía intermitente
Nos miramos a los ojos
y nos besamos documentadamente.
En aquel entonces sus ojos eran almendrados.
Cuando pasó del troskismo,
a la Meditación Trascendental,
del folklore andino, al Tarot,
de la moza virginal, a la señorial matrona
sus ojos ya estaban celestes.

Creo que me enamoré perdidamente de ella
y también de su perra,
por lo cual me hice de izquierda.
Y no me equivoqué.
Aquella chica de moño pasó al pelo suelto,
del corte francés, al rubio con visos,
del rojo con trenzas, al castaño con ondas,
de almendrados ojos, a ojos celestes
y de izquierda se pasó a derecha
a tal punto
que ya casi ni recuerdo como era la chica del bucle
o la chica del poncho
o la chica de rojo.







En consecuencia; era mi tipo.
y como era costumbre
la invité a mi casa, precisamente al balcón,
para repetir mis viejas prácticas:
“me quiere, no me quiere”,
Cuando nos despedimos en lo alto del cerro
mirando la luna en el mar
éramos los dos militantes, el uno del otro.
En lo alto,
en la escalera del cerro,
varias veces nos pasó rozando la muerte
y juntos
comenzamos las breves excursiones a los cementerios
por los comunes muertos
reuniones de padres
y sufridas expediciones a las maternidades
de eso, hace ya treinta años
lo recuerdo hoy,
en que estamos de aniversario.
Porque es 20 de Mayo.


228












Cuando Pezoa Veliz
pasó una Tarde en el hospital
donde nacieron mis hijas,
miro el mismo árbol
en amplia pieza
y para espantar la tristeza,
duermo.
Mientras la descalza pelvis
pare descendencia
al grito de sus labios
que no heredo,
pienso.
A pesar del apellido;
no son míos los nacidos.
Bajo demasiadas luces en el cielo
y asépticos quejidos;
yazgo
Me descarta la cascada de los hijos.
A pesar del apellido,
el óvulo no es mío.
Por las hembras corre el río.
Pienso.

229










Cuando la poesía de España
depende de Aleixandre o de Alberti
es porque se acabaron los humanos en la España señores.

230














Cuando mi abuelo vio llegar la primera radio hasta su pueblo
y también la llegada del hombre a la luna,
el peluquero analfabeto de la esquina
me decía que todos eso era una mentira
y ahora que sé más de la ignorancia y más del charqui
yo le creo.

231

Cuando el Sputnik cruzó la noche
del patio de mi casa allá en Quilpué,
todos callamos.
Se acabó el partido.
Cada uno pa’ su casa.
Éramos todos hijos confundidos de esa luz en las estrellas.

232










Cuando Laika moría calcinada
Capitán iba conmigo a la hora del té
a comprar el pan
en un pueblo desconocido de aceras encaladas,
de palomas y molinos;
todo y más en el mismo domicilio.
Mi pueblo;
con desconocidos inquilinos,
sin convicción ni reglamentos
y a la hora de la bomba atento
como un perro.
Platón dice que el comunismo es para dioses y no para hombres
El Che dice que el revolucionario es el último eslabón del hombre
Cuando ya no queda nada por decir
Se debe repetir la palabra varias veces.

234

Cuando me aterra el martilleo del Orden y Patria
Dios, Patria y Familia
con la razón, con la razón, con la razón.
con la verdad, con la verdad, con la verdad
con la moral, con la moral, con la moral.
del pueblo, para el pueblo y por el pueblo.
Hay demasiadas campanadas
Y mucho gargarismo

235

Cuando es pura nostalgia el grito por la razón o la fuerza
patria o muerte
blanco o negro
ahora o nunca. Recuerdo a Elvis Presley

236










Cuando me emociona el grito hasta la victoria siempre
porque es un adiós con esperanza
Cuando me emociona el grito venceremos
porque es un sueño que no se cumplirá
Cuando me emociona el grito al abordaje
porque en toda esa algarabía,
hay un destino al cual nunca llegaremos
pero sin saber por qué
en él creemos.

237

Cuando dije:
Quiero la dictadura del proletariado
para ejercer la democracia proletaria
pero amo mis placeres de burgués
porque la carne es débil
y la propiedad social
de los medios de producción
no alcanzan para todos.
Me expulsaron del partido